Y después de la legalización, que?…

Dispensarios legales

08/06/2013.- Algunos mitos y verdades sobre lo que sucede después de la legalización del cannabis en gran parte de Estados Unidos.

 

Para algunos, los días de la prohibición federal del consumo de marihuana están contados. Es tanta la presión social y los beneficios económicos, medicinales y recreativos, que muchos  sueñan con que prontamente se pueda conseguir en cafés, bares, supermercados y farmacias de todo el país.

 

Mientras tanto, ya se logran determinar algunos hechos concretos en los Estados donde el uso del cannabis ya está autorizado. Como era de esperar, el consumo ha aumentado, no de una forma exponencial como se temía, pero si a un nivel un poco superior al de los países bajos luego del término de la prohibición, de acuerdo a investigaciones realizadas por la Universidad de California. Además, se detectó que en la población juvenil existe la percepción que es mucho más fácil conseguir cannabis que alcohol.

 

La Policía también ha tenido que afrontar un importante cambio cultural, ahora incluso debe cooperar en la protección de cultivos, grow shops y dispensarios. Según declaraciones de los propios oficiales, la violencia doméstica, la pobreza, la prostitución, las armas y por supuesto, la metanfetamina son los verdaderos problemas a enfrentar.  La marihuana no está ni siquiera en el top ten.

 

Desde el punto de vista económico, las proyecciones son aun más auspiciosas, ya que la legalización federal  traería consigo la generación de una gran variedad de actividades económicas que revolucionarán el mercado alimentario, médico, recreacional, etc. Generando ganancias proyectadas por más de $ 50 mil millones de dólares y miles de empleos directos para la alicaída situación financiera.  Ya se plantea que los norteamericanos saldrán de la crisis Subprime solo prendiendo un buen caño.  Extrapolando lo que sucede en la industria de la cerveza, donde conviven grandes marcas y un universo infinito de micro cervecerías, se estima que en el mundo del cannabis sucederá algo similar. La situación se organizará para cubrir una demanda nacional, con un producto estándar, aceptable para el consumo, pero sin las características necesarias que deleite a paladares mas entrenados. Es ahí donde los micro cultivadores podrán tener el espacio necesario para ofrecer un producto más elaborado y de una calidad superior.

 

De acuerdo a las propias declaraciones de Obama, en la que el tema de la marihuana no es una de sus prioridades, se desprende que es imposible soñar en este momento hacer de Estados Unidos una nación verde.  Aunque el futuro si se ve bastante auspicioso.

FTE: Washington Post / Cannabis News.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: